Santarém

Llegamos a Santarém después de 1 día y medio de viaje en barco, durmiendo en nuestras hamacas recién adquiridas, comiendo 1 kg maní (si, en 1 día y poco) y algunas cosas que compramos para pasar el viaje.

La travesía se pasó súper bien, viajamos en el tercer piso, y no había tanta gente.

Nos quedamos sólo dos días en la ciudad. Nuestro destino era en realidad Alter do Chão. Cómo teníamos tiempo, decidimos quedarnos a conocer la ciudad y ver que  podíamos encontrar.

Nos hospedamos en la casa de un CouchSurfing por dos noches, lo cual bastó para hacer un recorrido relámpago.

La ciudad puerto, ubicada entre medio de Manaos y Belém, es la parada obligatoria si estás haciendo la travesía en barco.

Sirve para cargarte de provisiones, o como era nuestro caso, viajar a Alter do Chão.

Cuenta con un centro histórico y una catedral de las más viejas del amazonas, Nuestra Señora de la Concepción de 1761, construida sobre un antiguo cementerio de la comunidad Tapaius.

También, tiene un Centro Cultural y Museo João Fona, un mirante y una feria de artesanías en la plaza principal.

No es de los lugares más pintorescos que visitamos pero se sentía una buena energía. Caminar por la costa durante el atardecer y observar el movimiento de los pescadores puede resultar interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.