Cosas gratis por el mundo

¿Y si te digo que es posible conseguir cosas gratis mientras pateas el mundo? Pues prepárate para comprobarlo en el siguiente artículo. Viajar no sólo puede ser barato, ¡sino en ocasiones hasta gratis! De igual forma que comprando en el mercado cualquier tontuna en Murcia te regalan el perejil, en otras partes del mundo hay ciertas cosas (muy variadas) que no tienen por qué afectar a tu bolsillo. Te dejo con la lista según países y lo que podemos conseguir.

Cosas gratis por el mundo: América y Oceanía

Brasil: Típico. Te vas de parranda por Río en carnavales o a disfrutar de cualquiera de sus playas y en plena emoción festiva se te rompen las gafas. Não te preocupes hombre, mientras estés en Brasil la reparación de gafas te saldrá gratuita. ¡Obrigado y a seguir de fiesta!

Argentina: Un país en el que el pan en los restaurantes se regala es un país grande. Sus 2.780.000 km² de superficie son una mera anécdota comparado con esto. Si eres un poco visionario te podrás permitir hacer bocadillos semi gratis para la noche (semi porque algo tendrás que poner en el pan).

EEUU: Esto ya lo hemos probado en nuestras carnes aquí en España en algunas cadenas. Sí, señores, en EEUU te rellenan la bebida prácticamente en cualquier sitio, no sólo en los famosos restaurantes fast-food donde venden carne de plástico vestida de ternera. Lo cual nos lleva al siguiente truqui: nunca pidas una bebida grande, te van a cobrar más que por una pequeña que podrás rellenar tantas veces como quieras. Incluso el café es rellenable (no en Starfucks, recuerda que he dicho café). Eso sí, tiene que ser café genérico, no uno de esos cafés reales con miles de apellidos. Por seguir con cosas gratis que meterte en el cuerpo, las bolsitas de ketchup también son a $0.

Nueva Zelanda y Australia: En tierras de orcos, hobbits, canguros y barbies, la barbacoa es el rey.  En toda ciudad grande tienes varios parques públicos en donde encontrarás montones de barbacoas (tanto eléctricas como de carbón), por lo que no tendrás más que hacerte con la comida, la bebida, y los amigos, que no están incluidos.

EEUU, Australia y Nueva Zelanda: Todos los necesitamos alguna vez, y pagar por ellos, aunque sean 50 céntimos hace que nos caguemos en todo. Literalmente. Hablo de los aseos públicos. En estos tres lares pagar y cagar no es más que una rima, no son conceptos que van unidos salvo en muy contadas ocasiones. Es más, desconozco los de EEUU, pero los de Australia y Nueva Zelanda son hasta decentes. Así que se acabó el buscar esa moneda suelta que se te cayó debajo del asiento del conductor, aquí pues hacer tus necesidades feliz y con una amplia sonrisa, sin gastar un céntimo. No son países líderes por nada.

Francia, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda: Agua gratis en los restaurantes. Qué más decir.

Cosas gratis por el mundo: Asia

 


India:
 En India hay bastantes cosas. Al igual que en EEUU, el agua en restaurantes y las bolsitas de ketchup son gratuitas (eso sí, no esperes encontrar ketchup más allá de Nueva Delhi y si acaso Mumbai). Por otra parte, si los tienes bien puestos, puedes atreverte a conducir por India, y aprovechar que aparcar es gratis en todo el país, salvo en unas pocas zonas. Pero no te vayas, que queda lo mejor. En India ¡podrás hasta disfrutar de la mejor comida gratis! Para llenar el estómago sin vaciar el bolsillo (difícil en India, vaciar el bolsillo) no tienes más que ir a templos Sij (o Gurdwara), en donde los seguidores de esta religión (Sij) ofrecen comida gratuita a quien lo pida, seas de la religión, raza, género, altura o estatus social que seas. Tienen comedores donde te rellenan la bandeja con salsas, verduras, lentejas y otras delicias tantas veces como quieras, por lo que no tendrás excusa para comer barato en la India, un país en donde una comida completa en un restaurante de lujo te cuesta 12€, y en uno callejero, 1€.Pakistán e India: Como en Murcia, si compras en mercados locales te llevas por la cara cilantro y chili verde. Ambos son un básico en la gastronotmía de estos países, por lo que como se usa tanto y por tanta gente, se reparte. Karl Marx aprueba esto.

Lo siguiente suena raro, pero en la India también puedes conseguir algo extrañísimo de forma gratuita: consejos. Así es. Si necesitas organizar un evento, un viaje, una mudanza… en general, cualquier cosa que te sea un coñazo o una molestia, en India puedes preguntar por ayuda, que te la ofrecerán sin problemas (el karma se inventó aquí, gente), ya sea mediante su misma ayuda o recomendándote a terceros. Lleva cuidado también, que mucho se aprovecha del buenismo del karma para metértela doblada.

China: No siempre, pero con bastante frecuencia no hay gastos de envío. Desconozco por qué, así como si es en envío nacionales o también internacionales. Además los envíos son bastante rápidos, y seguramente te lleve más tiempo escribir la dirección en chino.

Japón: El país random por excelencia reparte pañuelos gratis con publicidad y abanicos en la estaciones de tren de Tokyo. ¿Por qué? Esa es una pregunta que aprenderás a dejar de hacerte cuando lleves un par de días en Japón, por instinto de supervivencia. Asimismo, en algunos restaurantes te regalarán té verde.

Arabia Saudi: Comida gratis (Iftar) durante el Ramadán. En un principio para musulmanes solamente, pero a veces incluyen a cristianos también. Ignoro los criterios, o si incluyen ateos, budistas o rastafaris. Otra cosa que te ofrecen es que vayas donde vayas a comer, te recibirán con dátiles y café. Porque sí. ¡Ah, y también los aseos públicos!

Cosas gratis por el mundo: Europa

Eslovaquia y Roma: El agua mineral está por todas partes en forma de fuentes. Por lo que no tienes más que cargar con una botella todo el día para ir rellenando y ahorrar unos eurillos en nuestro combustible líquido. ¡Ahorras en botellas y haces deporte llevando varios litros a la espalda!

Noruega, Suecia y Finlandia: Paraísos para senderistas, en estos países si eres un amante de la naturaleza estás de suerte. No sólo puedes hacer acampada donde te salga de las cantimploras, sino que además en estos tres países podrás encontrar refugios totalmente gratuitos para senderistas. Se trata de cabañas de madera esparcidas por la naturaleza y con la puerta siempre abierta, para que cualquier persona que lo necesite haga noche bajo un techo. Eso sí, ten en cuenta que son 4 paredes y un techo, punto. No esperes calefacción ni lujos, pero te servirá para escapar del frío y de algún oso hambriento. En ocasiones encontrarás también madera ya cortada para que hagas tu propia hoguera y te acueste con el culo caliente; si la usas, ten la decencia a la mañana siguiente de cortar tú la misma cantidad para el que venga después.

Dublín, Paris, Lyon y Moscú: En estas cuatro ciudades (y seguramente en unas cuantas más) puedes alquilar una bicicleta y no pagar ni un euro (o rublo) por ellas, siempre y cuando la dejes de nuevo en cualquier otro lugar de estacionamiento de bicis dentro de los 30 minutos siguientes.

Alemania: No es tanto algo que te lleves por la cara, pero si que es un servicio que puedes aprovechar sin tener que pagar. En las autopistas alemanas no hay que pagar nada (aunque alguna puñetera hay). Aunque un poco cogido por los pelos, pero otra cosa es que también puedes ir a 160 km/h sin tener que pagar una multa.

Letonia: En el país con más construcciones de madera de Europa, lo que te regalan es el árbol de Navidad. ¡Has leído bien! La cantidad de bosques que tiene el país es tan inmensa que el gobierno te da permiso para ir a un bosque público en diciembre y llevarte un abeto. Total, solo tienen 2 millones de personas viviendo ahí dentro.

cosas gratis por el mundo letonia arboles bosque navidad
Valle de Gauja, Letonia. Otra cosa no, pero árboles hay para regalar. Nunca mejor dicho. (Foto de: Alamy)

Grecia: Siento decepcionar al personal, pero España no es el único país con tapas. En Grecia, con cada bebida alcóholica te sirven algúna tapilla o snack by the face. Debe ser cosa mediterránea.

EXTRA: La vuelta a la tortilla: cosas que normalmente son gratis y por las que tendrás que pagar

Por otro lado, algo muy curioso es que en ciertos países tendrás que pagar por cosas por las que normalmente no pagas en España o en otros países:

Singapur: Aquí ir a un restaurante o a un fast food supone tener una mesa, y da gracias que te dan los cubiertos, aunque sean de plástico. Lo digo porque no te dan servilletas, y si las quieres tendrás que sacar al poderoso caballero.

EEUU: Los carritos de equipaje de los aeropuertos normalmente cuestan $5. Asimismo, por usar las bombas de aire en gasolineras tendrás que pagar para poder inflar tus ruedas.

Gran Bretaña: Visitar iglesias. A todos nos vendrá a la cabeza el robo de £20 por entrar a la Abadía de Westminster. Se me ocurren vuelos europeos más baratos que esa visita. Por otro lado, muchos de los museos más importantes son gratis.

Suiza: Tirar la basura. Este es el más WTF. En Suiza han inventado un sistema para reducir basuras por el que sólo recogen los desperdicios que eches en las bolsas preparadas por el gobierno, las Bebbi Sags. Si no es una Bebbi Sags, te la comes tú. Por supuesto, estas bolsas no son nada gratis (1€ la bolsa de 17 litros), por lo que básicamente te obligan a pagar por tirar la basura. Los más optimistas dirán que te obligan a reducir el consumo, pero yo sólo veo políticos con manos muy largas.

Mi favorito, obviamente, por practicidad y postureo es el árbol de Navidad. Y a ti, ¿cuál te parece mejor? Espero que te sirva de algo este artículo, aunque sólo sea para reirte un poco o tomarte una bolsita de ketchup a mi salud. Si sabes de otras cosas que puedes obtener gratis por el mundo (legalmente, por favor), ¡no dudes en dejar un comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.